Los seis alcaldes piden el respaldo del Gobierno de Canarias al auto judicial que paraliza la instalación de torres de alta tensión